Cómo realizar un buen mantenimiento de vuestra piscina

Mantener una piscina en perfecto estado, es una tarea basada en la constancia, ya que, si nos despistamos, en seguida puede haber cualquier fallo que se convierta en una avería cada vez más grave, a causa de no haber realizado un buen mantenimiento de piscina en el momento que tocaba.

Sabemos que a veces puede ser un poco complicado realizar este mantenimiento, principalmente por la falta de tiempo, pero es muy importante que siempre tengáis en cuenta unos pasos que son básicos para que el mantenimiento de la piscina sea perfecto y así evitar futuros problemas, así que en el artículo de hoy os vamos a explicar cuáles son estos pasos que nunca podréis olvidar en el caso de que contéis con una piscina en el jardín de vuestro hogar.

Pasos para conseguir un mantenimiento perfecto de vuestra piscina

Para comenzar a realizar un buen mantenimiento de la piscina, tenemos que fijarnos en el elemento principal de esta, el agua. Sin ninguna duda, el agua de la piscina es un factor muy importante, por esta razón debemos encargarnos de que siempre esté desinfectada, que no es lo mismo que limpiarla, ya que puede parecer que esté limpia, pero no ser apta para bañarnos debido a los microorganismos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

En segundo lugar, también debemos controlar el pH de la piscina, con tal de que no nos produzca ningún tipo de irritación en la piel ni en los ojos. Para controlarlo podemos hacerlo de diferentes formas, las cuales podréis encontrar en el mercado, como por ejemplo unas tiras de colores que nos indican el pH o un medidor electrónico que nos lo dice exacto. Sea cual sea el método que utilicéis en vuestra piscina, es muy importante que siempre se encuentre entre 7,2 y 7,6.

Una de las cosas más desagradable para el baño que pueden aparecer en una piscina son las algas, además, se ven muy fácilmente y dan un aspecto de suciedad, por esta razón, creemos que otro de los pasos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de realizar el mantenimiento de una piscina es utilizar algún producto que evite el crecimiento de algas.

Si pensamos en otra de las partes claves de una piscina, seguro que se nos viene a la cabeza el filtro, ya que es una pieza muy importante para mantener el agua en perfecto estado, pero obviamente, se ensucia y es un lugar en el que se queda acumulada toda la suciedad, es decir, que es un nido de microorganismos que pueden ser perjudiciales, por lo que es muy importante que limpiemos el filtro muy amenudeo, aproximadamente una vez a la semana durante el verano.